En el siglo 20, una de las grandes preocupaciones de la humanidad es como ésta afectaba a su entorno, como lo modificaba y por desgracia lo degradaba.  Cada vez éramos más generando toneladas de residuos por una sociedad industrializada y donde no se creía que el problema fuera tan real. 

Hoy en pleno siglo 21 los seguimos padeciendo, pero gracias a todas las medidas de sostenibilidad (reducción, reciclaje y uso de materiales biodegradables) estamos afectando positivamente y revertiendo el problema.

Los cruceros siendo una industria puntera, actual y viva, están actualizándose y renovando sus protocolos y tratamientos para apoyar y preservar el medioambiente. Un crucero, siendo una macro ciudad flotante donde conviven miles de pasajeros, con una buena gestión y planes de sostenibilidad puede afectar muy positivamente a la lucha contra la contaminación.

Con carácter general no está permitido arrojar al mar bajo ningún concepto:

  • Plásticos, vidrios, bidones, embalajes y envase.
  • Aceites y residuos de combustibles u otros hidrocarburos
  • Aguas oleosas
  • Restos de comida a menos de 12 millas de la costa

En este artículo vamos a hablar de los plásticos: ¿Qué son? ¿Cómo se trataban? Y de las novedades a bordo con respecto al tratamiento de estos.

¿QUE ES?

Los plásticos son típicamente polímeros orgánicos de alto peso molecular. Usualmente son sintetizados a partir de derivados químicos del petróleo. Las propiedades y características de la mayoría de los plásticos (aunque no siempre se cumplen en determinados plásticos especiales) son estas:

  • Fáciles de trabajar y moldear
  • Bajo costo de producción
  • Baja densidad
  • Impermeables,
  • Buenos aislantes eléctricos
  • Aceptables aislantes acústicos
  • Buenos aislantes térmicos (aunque la mayoría no resisten temperaturas muy elevadas)
  • Resistentes a la corrosión y a muchos factores químicos

En su momento fue una revolución, un material resistente y versátil que permitió realizar toda clase de avances. Y durante muchos años fue una joya para el mundo, pero todas estas características que los hacen muy versátiles y con múltiples usos en nuestra vida diaria son las que hacen que no sean biodegradables ni fáciles de reciclar y, al ser derivados del petróleo, si se queman son muy contaminantes. Cuando se dieron cuenta de esto, el plástico estaba tan instaurado en todo el mundo que no podía tan solo retirarse del mercado se debía buscar tratamientos y sistemas en contra de la sobre producción de este y para reutilizar el ya existente, y así nació el reciclaje.

COMO SE RECICLA EN UN CRUCERO

El programa de reciclaje y gestión de residuos consiste en la clasificación y separación adecuadas de la basura generada a bordo. Primero, en las zonas de pasajeros se posicionan basuras y recipientes separados en los materiales de reciclaje: vidrio, aluminio, papel y similares.

Luego, una vez recogido, el proceso continúa en las cubiertas de abajo, donde personal capacitado revisa los contenidos y vuelven a clasificar en caso de que pueda haberse dado un error por parte del pasajero. Esta persona no solo revisa los residuos generales del pasaje, sino también todo tipo de desperdicio generado incluyendo camarotes, comedores y cocinas. Es tal el grado de clasificación que el personal llega a clasificar incluso por tipos de plástico para hacer las tareas posteriores más eficientes. 

Todos los residuos plásticos se prensan y embalan para poder entregarlos en puerto a las competencias y empresas locales de reciclaje que fundirán y volverán el plástico a su estado gelatinoso para reutilizarlo. Con estas medidas se consigue dar vida útil al 75% de los residuos plásticos generados.

Pese a que esto es un gran avance pues se recicla más a abordo que en tierra, los nuevos estándares y la concienciación de la gente general han hecho que las navieras tomen mayores medidas con respecto a los residuos prácticos.

El reciclaje es un post proceso, es decir se fábrica el componente y después se trata. En estos casos las navieras han apostado por atacar el problema antes de la fabricación.

LAS CAÑITAS ESA GRAN ENEMIGA Y EL PLÁSTICO DE UN SOLO USO

¿Quién no piensa en un cocktail y ve una sombrillita con su cañita en él? Este es uno de los grandes ejemplos de los plásticos de un solo uso. Son plásticos que tienen una vida útil muy corta. Las navieras se han propuesto luchar contra estos componentes y actualmente se han eliminado tanto las cañitas como los vasos de plástico siendo substituidos por versiones compostables y biodegradables (con resinas 100% biodegradables, que incluyen recursos renovables como el ácido poliláctico (a base de maíz o de azúcar), el bambú, el papel u otros materiales orgánicos)

No contentos con esto, la batalla sigue con el plan de eliminar prácticamente todos los plásticos de un solo uso de las operaciones navales y terrestres. Esto incluye las bolsas de plástico, cucharillas, vasos, agitadores y otros artículos de plástico de un solo uso que puedan sustituirse se habrán eliminado gradualmente de manera definitiva y se habrán sustituido por alternativas ecológicas. Además, se eliminarán los envases de porciones individuales de artículos como mantequillas, mermeladas o yogures, y se optimizarán los procesos para ofrecer a los pasajeros unas soluciones cómodas y agradables. 

Todas las navieras poco a poco van acomodándose y aplicando estos planes de sostenibilidad para proteger nuestro planeta. Si bien el problema del plástico (como otros tantos) se creo en el sigo pasado, es nuestro deber corregirlo y hacer de este nuestro planeta un lugar mejor para todos.

(Visited 98 times, 1 visits today)